Archivo por meses: septiembre 2017

Una mesilla de noche reciclada

Continuando con mi enfermedad (Síndrome de Diógenes) una compañera de trabajo me ofreció una joya que rescató en la calle. La cogió con esperanza de hacer algo con ella pero el tiempo fue pasando y no veía el momento así que me la ofreció a mi. ¿Me regalas basura? ¿Para mi? ¿De verdad? ¡Qué ilusión!

Fregamos con bien con lejía toda la mesilla y los cajones por dentro y fuera

Lijamos los bordes de abajo para igualar la esquina mordida a la otra. (Mi versión: mordida por algún cachorrito esponjoso recién vacunado. Versión de mi marido: mordida por alguna sucia rata de cloaca)

-Retiramos los tiradores

-Sacamos y lijamos los cajones. Si no,con la nueva capa de pintura se atascarían.

-Lijamos en general todas la imperfecciones

-Aplicamos 2 manos de pintura

-Una vez seca rociamos con barniz incoloro mate en spray

-Hacemos los agujeros para los nuevos tiradores con el taladro y una broca fina. Estos tiradores los compré  de rebajas en Zara Home y me encantan. Son muy originales y nada cursis.

Colocamos los tiradores y:

Hasta Javi ha tenido que reconocer que, aunque no la quiere en su lado de la cama, no es su estilo, el color no le va, el tamaño no le convence, el Atleti no ha ganado la liga, el Euribor no está en su mejor momento… vamos, que ha tenido que reconocer que ha quedado genial. Yo creo que lo que más le ha convencido es el precio.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest