Casitas para libros

Decorar con casitas es un clásico que nunca pasa de moda. Estas tan bonitas son de Sostrene Grene, responsable junto con Ikea de mi incapacidad para ahorrar.

casitas estanterías

He forrado la trasera con papel de regalo que también compré allí. He usado celo de doble cara porque así cuando me canse puedo cambiarlo por otro.

Son tan ligeras que no he necesitado más que silicona para sujetarlas a la pared. La silicona aguanta mucho más de lo que pensamos y tiene una gran ventaja sobre otros adhesivos de montaje: el día que lo quites se puede eliminar de la pared sin dejar restos. Por supuesto no vale para objetos muy pesados pero en este caso es perfecta. Eso sí, una vez aplicada, hay que sujetar la casita a la pared con cinta de carrocero 24h hasta que esté bien seca y resistente.

casitas estantrías 2

Las he puesto encima de la cama de mi hijo Bruno de dos años con sus cuentos preferidos. Así él mismo elige el que quiere que contemos para irse a dormir. Lo malo es que luego me pide “el último” y luego “el otro último” y después “uno para Vera“, que es su hermana de 6 meses que está sopa y no se entera. Pero igual si vuestros hijos no tienen tanto morro a vosotros os da mejor resultado.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

8 pensamientos en “Casitas para libros

  1. Mr. Wonderful

    ¡Qué chulas, guapetona! Y quedan genial para decorar la habitación de los peques, mil gracias, guapetona 🙂

    Un beso,
    Mr. Wonderful

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − dos =