Una mesa hecha con desechos de obra

En un post anterior ya os enseñé la mesa que hice con un palé

Pues el otro día cuando iba con el coche por un polígono industrial vi un tesoro abandonado en una obra. Encontré una caja de transporte de baldosas ya vacía y algo rota. Su madera es muy similar a la de los palés. La diferencia es que tiene forma de contenedor y que lo cruzan unos listones clavados a modo de tapa.

mesa-caja-obra.jpg

Os cuento cómo he convertido este desecho de obra en una mesa de centro para mi salón:

1. Arrancar los clavos oxidados que sobresalgan.

2. Lijar a conciencia toda la superficie. Esto es fundamental, la madera de palé se astilla fácilmente.

3. Pintar toda la caja con pintura plástica blanca.

4. Pegar en la parte de abajo unos cuadrados de madera a los que atornillar las ruedas.

5. Fijar las ruedas.

6. Unir los 3 listones de la parte superior a la caja por medio de unas bisagras.

7. Colocar el cristal encima de los listones usando cinta de doble cara.

Las claves: 

Las ruedas resultan muy prácticas en este tipo de muebles. Puedes acercar y retirar la mesa con comodidad y moverla fácilmente para limpiar debajo.

Al usar bisagras para los listones de la tapa conseguimos que se levante sin esfuerzo. Además de una mesa ligera y reducida tenemos un baúl donde guardar manteles, servilletas, etc.

He elegido cristal al ácido para la tapa para que las cosas que guardamos en el interior no se vean desde arriba. Así se potencia la sensación de orden.

Aquí tienes el resultado.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 pensamientos en “Una mesa hecha con desechos de obra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve − = 0